Plantas que necesitan poco riego (aptas para olvidadizos)

Seguro que has escuchado aquello de que las mascotas se parecen a los amos. Nosotros también creemos que hay plantas que se adaptan mejor a cada persona, a sus hábitos, a su memoria y a su tiempo libre.

Hoy te vamos a presentar algunas plantas que necesitan poco riego y que son ideales para aquellas personas que pasan mucho tiempo fuera de casa, tienen la cabeza en mil y un asuntos o simplemente se olvidan de regar las plantas regularmente.

¡No renuncies a dar vida a tu hogar! Con las plantas adecuadas podrás tener una casa llena de colorido sin necesidad de regarlas a menudo.

Little Jess (Dianella caeruela)

Originaria del este de Australia y Tasmania, se trata de una planta muy resistente tanto en periodos de sequía como de humedad o bajas temperaturas. Necesita muy poco o nulo mantenimiento.

Su altura natural son unos 40 centímetros, con tallos florales cortos que sobresalen por encima del follaje, aunque sin caer sobre las hojas.

Forma parte de la colección Smart Greens de Croppit, una de las que puedes seleccionar en tus planes para que te lleguen plantas por sorpresa en casa cada cierto tiempo.

Palmera enana (Chamaerops humilis)

Es la única especie de palmera autóctona de las Islas Baleares y es muy habitual en el sur de España y en el norte de África.

No mide más de 2 o 3 metros, así que es una planta ideal para jardines de todo tipo.

Destaca por su resistencia y capacidad de sobrevivir perfectamente en épocas de sequía.

Violeta africana (Saintpaulia)

Una de las plantas de interior más resistentes y agradecidas. Si la colocas al lado de una ventana expuesta al sol puede florecer más de una vez al año de un color violeta o rosa muy decorativo.

Al tratarse de una planta proveniente del desierto africano no necesita demasiada agua.

Al regarla, no lo hagas mojándola por encima, sino poniendo agua en el plato de abajo del tiesto para que absorba a su ritmo.

Ficus benjamina

El ficus es una de las plantas más cultivadas en el interior de nuestras casas gracias a los pocos cuidados que necesita.

Solo hay que regarlo cuando la tierra deje de estar humedecida, algo que se puede comprobar tocándola.

Sus hojas son de color verde brillante y se mantienen en pleno esplendor desde que empieza la primavera hasta bien entrado el otoño.

Claveles del aire (Tillandsia)

Crecen en desiertos y bosques del continente americano adaptándose a casi cualquier adversidad climática y ambiental.

Eso las ha hecho muy populares entre las plantas de interior. Para cuidar una tillandsia tan solo es necesario pulverizarla con agua 1 vez por semana hasta que se aprecie que las gotas empapan completamente la planta.

Asiento de suegra (Echinocactus grusonii)

No podíamos terminar nuestra recopilación de plantas que necesitan poco riego sin nombrar un cactus. ¿Y qué mejor cactus que uno llamado asiento de suegra?

Originario de México y del sur de Estados Unidos, su forma esférica, las fuertes espinas y las flores amarillas o rojas que brotan en verano lo convierten un uno de los cactus más decorativos.

Con un poco de agua en verano, y todavía menos en primavera y otoño, es suficiente para que sobreviva con todo su esplendor. Necesita todo el sol posible, así que deberás tenerla en el exterior.

¿Tienes alguna planta que necesita poca agua pero aun así luce espectacular? ¡Compártela con nosotros!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.