Almendro en maceta en casa: Cómo cuidarlo, propiedades y más

El almendro es un árbol que primero enamora por su llamativa floración en tonos blancos y rosáceos y termina seduciendo por sus dulces frutos. Las imágenes de estas plantas son de ensueño y ya no es necesario trasladarse hasta el campo para poder disfrutar de ellos gracias a la variedad de almendro en maceta.

El almendro que te enviamos a casa es perfecto para cultivarlo en un balcón, terraza o jardinera gracias a su reducido tamaño. Sin embargo, que sean pequeños no implica que no sigan siendo extraordinarios.

Cómo cuidar un almendro en maceta

La planta de almendro en maceta es fuerte, con un tronco resistente y de un color marrón oscuro parecido a la tierra. En su edad adulta consigue alcanzar en torno a los 130 centímetros por 70. Como ves, es una planta válida tanto para casas como para pisos pequeños.

Se trata de un árbol que no necesita unos cuidados exquisitos. Las temperaturas templadas son su mejor hogar, ya que no es buen amigo de las heladas ni de las temperaturas cálidas extremas. No obstante, consigue soportar hasta -15ºC.

Para nutrirse y florecer con brío a finales de enero o principios de febrero, según su ubicación, precisa de luz directa y un riego moderado (con una vez por semana creemos que es suficiente). Puede llegar a soportar bastante bien las épocas de sequía, por lo que es muy habitual encontrarlos en zonas del Mediterráneo.

Los pulgones o las cochinillas son su principal amenaza porque les fascina alimentarse de los almendros. Si quieres usar un compuesto para prevenir cualquier tipo de plaga, no olvides regar la planta después de administrarlo. De esta forma te aseguras que el producto no daña el almendro produciendo el efecto contrario. Y como medida de precaución, te aconsejamos que retires la maleza que pueda aparecer alrededor del tronco y los frutos sobrantes.

Cuántos años tarda un almendro en dar fruto

Al plantar un almendro en una maceta conseguimos obtener almendras de la misma calidad que las que crecen en plena naturaleza. Y cuanto más mimo le demos a las plantas, mayor será su recompensa. El almendro enano que te enviamos en Croppit dará frutos desde el primer año, ya que esperamos a que esté en su mejor momento para que lo recibas en casa.

Una práctica que te recomendamos es podar los almendros cada cinco años para que mantengas con éxito la producción de almendras. El momento ideal para hacerlo es durante el invierno, ya que es cuando la planta se encuentra más inactiva. También es cierto que las ramas enfermas o muertas pueden retirarse en cualquier época del año.

Cuáles son las principales propiedades de las almendras

Las almendras son un fruto seco rico en carbohidratos, es decir, son una maravillosa fuente de energía saludable. También su índice de vitaminas y minerales, como el hierro, el potasio, el calcio o el zinc las convierten en un producto muy atractivo.

Las almendras son un producto cada vez más cotizado. Por eso están indicadas para su consumo diario, aunque tampoco hay que exceder en su cantidad. Junto con una pieza de fruta, como los melocotones que también puedes cultivar en macetas, son el tentempié perfecto para obtener nutrientes de calidad y saciar el hambre.

Otra de las alternativas en su consumo es la bebida de almendra, que incluso puedes elaborar en casa controlando de esta manera su procedencia.

Saborear los frutos que puedes obtener cultivando, por ejemplo, un almendro en maceta en tu propia terraza terminará dándote una sensación de bienestar muy grande. Gracias a Croppit, acceder a ellos es todavía más sencillo. Y te recordamos que las plantas no solo embellecen los jardines, sino también la salud.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.