¿Espliego y lavanda es lo mismo? Estas son las diferencias

Una duda que todavía se pregunta mucha gente es si espliego y lavanda es lo mismo. Aunque ambas pertenecen a una misma familia denominada lamiáceas, tienen ciertas diferencias en cuanto a características y composición química. 

Podemos definir la lavandula como un nombre genérico que probablemente haga referencia al color llamativo azulado de la planta. Este género de plantas engloba más de 60 especies entre ellas la lavanda genérica (lavandula angustifolia) y el espliego (lavandula latifolia).

Lavanda (lavandula angustifolia)

La lavandula angustifolia, comúnmente denominada como lavanda hembra, también pertenece a las lamiáceas. Esta familia de plantas con flores conforma uno de los grupos mayoritarios en el Reino vegetal. La lavandula angustifolia destaca por la presencia de taninos o compuestos fenólicos que remedian los problemas de la piel.

Propiedades de la lavanda

Un componente excepcional de la lavanda es su aceite esencial. Posee alcoholes terpénicos llamados geraniol y linalol presentes en las rosas y otras plantas aromáticas. Estos alcoholes son los responsables de su característica principal: efecto calmante del sistema nervioso.

La lavanda hembra destaca por su contenido en taninos que podemos encontrar en las uvas, en el té o en el café. La presencia de estos compuestos otorga a la planta propiedades antiinflamatorias y astringentes además de un potente efecto antioxidante.

Las características antioxidantes actúan directamente sobre las células de nuestro cuerpo protegiéndolas de los radicales libres. Estas propiedades son de aplicación contra el propio envejecimiento, disminuyen la posibilidad de contraer enfermedades como el cáncer, cardiovasculares, y el alzhéimer.

Retomando el efecto calmante de la lavanda, sus propiedades contra la ansiedad han sido ampliamente investigadas. Estudios científicos revelan que el sentido del olfato al recibir los estímulos del aroma de la lavanda activa efectos relajantes sobre el sistema nervioso. Administrada en infusión tiene una alta efectividad sobre la ansiedad, el estrés y los miedos.

Lavanda espliego (lavandula latifolia)

Comúnmente llamada lavanda macho forma parte de la misma familia de las lamiaceas. Al ser parientes muy cercanos su aroma y flores van a ser muy similares. La lavándula latifolia normalmente alcanza unos 80 cm de altura. Las flores perfumadas tienen un olor diferente de la lavándula hembra, la planta desprende cierto olor a alcanfor.

Propiedades del espliego

Sus propiedades son similares a las de la lavanda genérica con algunos matices distintos. La lavandula latifolia produce un terapéutico aceite esencial que se obtiene a partir de las flores. Dentro de sus propiedades cabe destacar su uso como, antibacteriano, abortivo y antiséptico.

Su uso como ungüento por vía tópica es recomendable para tratar todo tipo de heridas, picaduras de insectos, eccemas y quemaduras. También se usa para subir las defensas en el sistema inmunológico.

Sus propiedades físicas van a ser similares a la de su pariente cercano, la lavanda hembra, con propiedades calmantes, antisépticas y como regenerador de las células de la piel.

Este tipo de lavanda espliego también equilibra el sistema nervioso, pero a diferencia de la lavandula angustifolia, tiene efectos más calmantes que sedantes, especialmente en forma de esencia tal y como te enseñamos a preparar. El espliego relaja la mente y su química promueve la sensación de alegría. Es eficaz como energizante contra el cansancio y decaimiento.

Entonces, ¿lavanda y espliego son lo mismo?

Resolver la diferencia entre lavanda y espliego es similar a decir si un tomate cherry y un tomate de tipo pera son lo mismo. Obviamente los dos son tomates, pero tienen características físicas y químicas algo diferentes. Lo mismo pasa con la lavanda y el espliego, son lavandulas pero tienen determinadas cualidades y condiciones diferentes que vienen definidas por la especie.

En resumen, podemos concluir que espliego y lavanda es lo mismo en cuanto a familia, pero diferente en especie. La lavanda tiene propiedades más relajantes y el espliego cuenta con propiedades más energizantes, aunque los dos coinciden en algunos aspectos.

Marta Croppit

¡Coméntanos qué te parece!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *