Cómo hacer esencia de lavanda en casa de forma sencilla

Si eres un amante de lo natural y ecológico, te puede interesar saber cómo hacer esencia de lavanda en tu casa, de manera fácil y económica. Además de su increíble belleza, su relajante fragancia y un innegable valor como elemento decorativo, la lavanda es una de las plantas más versátiles del mundo natural.

Usada en postres y recetas de alta cocina, en decenas de productos cosméticos e incluso en medicamentos, la lavanda es una de las estrellas clásicas dentro del grupo de las plantas ornamentales. Sigue leyendo y aprenderás a hacer esencia de lavanda en casa de forma fácil y económica para que perfumes aquello que se te ocurra.

El origen del uso de las plantas como aceites esenciales

Desde hace miles de años, antiguas civilizaciones (como Mesopotamia, el antiguo Egipto o la Grecia clásica) aprendieron a crear aceites y esencias partiendo de diversas plantas. La principal diferencia entre estos productos radicaba en los diferentes grados de concentración de las mismas y su elaboración tenía una amplia aceptación en sus respectivas sociedades.

Aunque hoy existen ciertas mejoras que facilitan su elaboración, el proceso de obtención en sí mismo no ha cambiado demasiado. 

Cómo hacer aceite de lavanda con alcohol

Primero te explicaremos cómo hacer esencia de lavanda con alcohol.

Iniciamos el proceso machacando una importante cantidad de lavanda angustifolia (fresca y seca) en un mortero, que depositaremos en un bote de cristal con alcohol.

Tras dejarla tapada durante unos cuantos días y durante su macerado, agitaremos el compuesto de vez en cuando para permitir la liberación de sus aceites esenciales de manera gradual. Pasado este tiempo, colaremos el producto con un filtro de café en un segundo recipiente. Luego lo taparemos tan sólo con otro filtro para permitir la evaporación del alcohol. 

Transcurridos unos días, nuestro aceite estará listo. El sistema de la infusión de lavanda en aceite de almendras o el proceso de hervido de decantación en teteras y pequeños tubos de cobre son algo más laboriosos pero igualmente satisfactorios.

Cómo hacer agua de lavanda sin complicarte la vida

Usado para perfumar ropas de vestir y de casa (sábanas, colchas, cojines o toallas, por ejemplo), su elaboración no es demasiado compleja.

Para ello, necesitarás aceite esencial de lavanda (10 gotas), agua destilada (85 mililitros), vodka (28 mililitros), una jarra de vidrio, un atomizador y un bote de vidrio con tapa.

Tras mezclar con fuerza todos los elementos en la jarra, los pasaremos con un embudo al atomizador. Después de dejar reposar durante al menos un día, se debe agitar antes de pulverizar sobre aquello que queramos perfumar. ¿Sencillo, verdad?

Aceite de lavanda casero: Propiedades

En primer lugar, hay que decir que, como todos los productos derivados de esta planta, hay que tener cuidado con las cantidades que tomamos ya que un abuso de las mismas puede conllevar ciertos efectos tóxicos.

En dosis adecuadas esta increíble planta leñosa y perenne tiene demostrados efectos sedantes, relajantes, antibacterianos e incluso puede ser usada como antídoto de diversos venenos. No en vano es una de las plantas para dormitorio más recomendadas. Si a todo esto le unimos su versátil uso en cosméticos, cremas, aromatizantes y decoración, esta planta es sin duda una de las estrellas del mundo floral. Si quieres conseguir esta y otras plantas beneficiosas para tu hogar con la máxima garantía y frescura, de manera fácil, cómoda y económica, cuenta con Croppit. ¡Te enviamos las plantas a casa por sorpresa durante todo el año!

Por eso esperamos que ahora que sabes cómo hacer esencia de lavanda, empieces a crear en tu hogar un magnífico mundo de fragancias y aromas, de suaves cremas para el cuidado de tu piel o de sabrosas recetas de alta cocina. Una planta ancestral y de valor incalculable que, una vez entre en tu vida, no volverá a salir. ¡Te lo garantizamos!

Marta Croppit

¡Coméntanos qué te parece!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *